MMS Dioxido de Cloro ClO2

Advertir que debido a nuestra eterna dualidad terrícola, que muchos disfrutan acentuándola -día-noche, bueno-malo, dios-demonio, luz-oscuridad, hombre-mujer, yin-yang, facha-rojo, alto-bajo, madrid-barça, guapo-feo, rico-pobre…- como siempre, hay opinión «a favor-en contra». Hay que leerlo todo primero para tomar conciencia antes de actuar.

En contra del MMS puedes empezar por la información que hay publicada en la wikipedia. A favor del MMS, sigue leyendo.

Jim Humble

Origen del MMS

Las infecciones en el organismo son producidas por aquellos virus, bacterias u hongos que se instalan y reproducen contra nuestro equilibrio de bienestar y salud.

MMS es la forma abreviada con la que el filántropo humanista Jim Humble pone nombre a The Miracle Mineral Solution of the 21st Century. Otras denominaciones y traducciones para La Solución Mineral Milagrosa del siglo 21 son Master Mineral Solution, solución mineral maestra, suplemento mineral milagroso, SMM.

Se produce por la mezcla de Clorito de Sodio (NaClO2) diluido, con un Activador, bien Ácido clorhídrico (HCl) o bien Ácido Cítrico. El resultado es el Dioxido de Cloro (ClO2), un gas inocuo para el organismo con un efecto bactericida que, ingerido en la dosis adecuada, está demostrando curar múltiples enfermedades: desde resfriado, acné, diabetes, autismo, malaria, hepatitis, gripe, sida,… hasta cáncer.

El Clorito de Sodio es un mineral simple utilizado para potabilizar agua, la del grifo por ejemplo. Elimina bacterias, virus y hongos que infectan alimentos y enferman al organismo. La fórmula química es similar a la de sal común de mesa, Incluyendo 2 iones de Oxígeno. Al diluirlo en agua, se degrada lentamente, pierde el ion de sodio y produce gas Dióxido de Cloro, que es el que desinfecta. En dosis correctas es inocuo para el organismo.

Si ingerimos el gas Dióxido de Cloro, cumplirá la misma función que en el agua: eliminará todos los patógenos que pudiera encontrar dentro del cuerpo. El Dióxido de Cloro es el eliminador de patógenos conocido más poderoso del mundo.

En cantidades recomendadas, es un reforzador del sistema inmune muy potente, atacando el metabolismo de los microorganismos y otros patógenos, provocando la muerte de éstos por inanición, y sin dejar información genética. No genera resistencia.

Aunque se conocía perfectamente su capacidad de destrucción de patógenos y su inocuidad para el organismo, no se conocía la manera eficiente de incorporarlo al organismo para eliminar las infecciones. En el año 2000, Jim Humble combinó el Clorito de Sodio con ácido cítrico, y fue entonces cuando obtuvo resultados sorprendentes. Realizó miles de pruebas hasta obtener el porcentaje óptimo y el protocolo de dosis. Tras 6 años (2006) de estar usándolo en las cantidades estudiadas, no se reportó ningún efecto secundario.

Así es como nació éste suplemento para combatir más de 600 distintos tipos de infecciones, con gran éxito en muchos países, beneficiando a millones de personas.

Se ingiere solamente una cantidad similar a la empleada en los sistemas de agua de las ciudades, y solamente por algunos días se sube ésa cantidad, En bajas dosis, es inocuo para el organismo humano y animal. En comparación, otros medicamentos, incluso alimentos (vinagre), son tóxicos.


Jose Alfonso HernandoCANAL ODYSEE

Enfermedades

Las enfermedades son consecuencia de la invasión de virus, bacterias u hongos. Por ejemplo la tuberculosis, es una infección de los pulmones de origen externo, producida por la bacteria Mycobacterium tuberculosis. Cuando ésta bacteria es expuesta al Dióxido de Cloro, es eliminada en menos de un minuto. Y así con Dengue, Malaria, Escherichia coli, Salmonella, Hepatitis, Parvo virus, Cándida, etc, que son hongos, virus o bacterias externas o internas que enferman al organismo.

El Dióxido “no cura”. Es un germicida que desinfecta al organismo, eliminando patógenos. Luego el cuerpo, ya libre de la infección, y con una dieta adecuada, se cura solo de los daños causados.

Casi todos los cuerpos extraños y sustancias venenosas para el cuerpo son de naturaleza acídica, comparadas con la alcalinidad de la sangre de pH 7.365. Cuando el Dióxido de Cloro -alcalino- toca los patógenos -ácidos- suelta el átomo de cloro, y los destruye sin excepción. Ninguna bacteria patógena o virus es inmune al Dióxido de Cloro, por que éste básicamente “los elimina químicamente”, como cuando desinfecta el agua.

No existen “nuevas cepas” o “virus mutados” que se resistan o se escondan. Los elimina a todos. Asimismo, elimina células cancerígenas de varios tipos, que son acídicas y anaeróbicas. Y también elimina por oxidación los metales pesados como plomo, mercurio, aluminio, flúor, etc. Una vez desinfectado el organismo, y limpiado de metales pesados, los padecimientos que éstos producen desaparecen.

Siendo el Dióxido de Cloro efectivo e inocuo en pequeñas dosis, es conveniente utilizarlo con precaución. Para elaborarlo utilizaremos un ácido orgánico: ácido málico ó Ácido cítrico -(H3C6H5O7)-. La solución de Clorito de Sodio tiene una Alcalinidad pH 13 (es alta: quema la piel). Al mezclarse con el Cítrico se hace inestable, pierde el ión de sodio y se convierte en Dióxido de Cloro CLO2 diluido en las gotas (pH 4.5 como un zumo de frutas). Y ése Dióxido de Cloro CLO2 es el MMS, inocuo en bajas dosis, y desinfecta el organismo. No ingerimos Clorito sino Dióxido.

Ya sabemos como podemos obtener MMS Dióxido de Cloro, mezclando Clorito de Sodio y Ácido Cítrico. Pero como el Dióxido de Cloro es un gas muy reactivo y se evapora rápidamente, para utilizarlo se debe producir “in situ”, es decir, en el momento en que se vaya a ingerir, mezclando gotas de solución al 28% de Clorito de Sodio con gotas de solución al 35% de Ácido Cítrico.

Obtenemos así el gas Dióxido de cloro, de color amarillo-ámbar, concentrado en el líquido de las gotas. Para ingerirlo esperamos 3 minutos, añadimos medio vaso de agua, y bebemos.

Si se deja destapado un tiempo, el gas se evapora, el agua vuelve a ser incolora y desinfectada de todo patógeno. Pasada 1 hora y media el Dióxido de Cloro empieza a degradarse, pierde el oxígeno (que eventualmente oxidará algún metal ó toxina que encuentre), la molécula de cloro se combina con un ión de sodio y forma Cloruro de Sodio, sal común, y un poco de Ácido Hypochloro. El organismo ya produce naturalmente éste Ácido, que forma la Myeloperoxidasa, un componente del sistema inmunitario, con lo cual, el Dioxido refuerza el sistema inmune.

Así que, aún después de degradarse, el MMS es beneficioso para la salud. Cuando un organismo infectado es objeto de una rápida desinfección, se presentan a veces dolor de cabeza, mareos, náuseas, o diarrea. La desinfección con MMS produce, a veces, ésas reacciones.

Cómo actúa

Existe una reacción del organismo que se ha llamado “Reacción de Herxheimer” (también conocida como Jarisch-Herxheimer o Herx), que ocurre cuando grandes cantidades de toxinas son liberadas en el cuerpo al morirse las bacterias debido al tratamiento antibiótico o una rápida desintoxicación.

Cuando los patógenos son eliminados demasiado rápidamente, con el asociado lanzamiento de sus toxinas, los cinco canales eliminatorios del cuerpo: hígado, riñones, piel, pulmones e intestino, pueden sobrecargarse temporalmente, y devuelven a la sangre patógenos muertos y toxinas causando síntomas similares a los de una gripe: dolor de cabeza, fatiga, vértigo -mareos-, o dolores musculares. Incluso quizá pueda sentirse un pequeño incremento transitorio de ardor en zonas infectadas, (en casos de prostatitis, intestino irritado por parásitos, etc.).

Todos recordamos una noche de gripe: Sudoración profusa y escalofríos por fiebre. Eso es Herx. Allí es cuando el organismo se está deshaciendo de los virus muertos, por medio de la transpiración. Al otro día nos levantamos aliviados. Y en dos días estamos repuestos.

Todas las personas y animales estamos infectadas con algún tipo de hongo o bacteria aunque no tengamos síntomas. El MMS eliminará ésas infecciones, conjuntamente con la afección que estamos tratando, por lo que al principio, se producirá una masiva eliminación de patógenos, que quizá produzcan Herx.

La aparición de reacción Herx confirma la existencia de infección. La intensidad de la reacción refleja la intensidad de la infección. Si no tienes ningún padecimiento o infección, no tendrás casi ninguna reacción. Si la reacción Herx es muy fuerte y no puede soportarse, se debe regular la cantidad de gotas.


Presidente de la Coalición Mundial Salud y Vida habla sobre el uso de dióxido de cloro


¿El dióxido de cloro podría ser la cura para el coronavirus?


VIDEO DE ANDREAS KALCKER CENSURADO EN YOUTUBE

La dosis correcta

Tiene como función evitar o reducir la reacción Herx, si se presenta –muy pocos casos-. Las reacciones no son graves, sino sólo desagradables, y pasan pronto. Por éso se inicia con el mínimo de gotas y se aumenta o reduce, hasta que la reacción cesa. Lo ideal sería poder realizar tomas de 8 gotas, 5 veces al día, y así acabar con la infección rápidamente pero, no es necesario apelar a los extremos –salvo que el caso sea urgente-.

Por ello, cada persona puede regular las dosis de acuerdo a su tolerancia. La regla es: Si existe reacción Herx, hay infección, y estás tomando demasiadas gotas juntas. No debes eliminar tantos patógenos juntos, para dar tiempo al organismo de expulsarlos sin reacción.

Baja la cantidad de gotas por toma en 1 ó 2. Luego, cuando ya no se presente Herx, aumenta 1 o 2 gotas, hasta lograr la cantidad de gotas por toma, y la cantidad total de gotas diarias.

Obviamente, no tomes 30 ó 40 gotas juntas, ni comas 1 Kilo de galletas o chocolate, pues aunque no son tóxicos, vas a enfermar…

Preparación del MMS

Utiliza un gotero para cada producto –goteros idénticos para obtener gotas iguales-. En un vaso tamaño mediano de vidrio ó plástico limpio y seco:

1- Poner las gotas de Ácido Cítrico.
2- Agregar encima las gotas de MMS.
3- Mezclar agitando suavemente el vaso.
4- Esperar 3 ó 31⁄2 minutos hasta que el color sea marrón/amarillo transparente. Si la mezcla de gotas presenta turbiedad, es por que el MMS ya está vencido y no será efectivo.
5- Agregar agua alcalina enfriada hasta 1⁄2 vaso o más.
6- Beber inmediatamente.

Quizá la solución de MMS este cristalizada. Agitar siempre el envase antes de poner las gotas. En todos los casos, la proporción es 1:1

Nunca tomes MMS puro. Siempre mezclado con Ácido cítrico, esperando 3 minutos.

ES MUY IMPORTANTE ESPERAR 3 ó 3 1⁄2 MINUTOS ANTES DE AGREGAR EL AGUA.

Si no, es inefectivo, y puede irritar las mucosas -picor de garganta-. En ése tiempo, la reacción química entre el ácido y el MMS elimina el sodio, reduce el alto pH alcalino de pH 13 a pH 4.5 y produce el gas, -el olor a cloro-.

Es conveniente utilizar agua alcalina enfriada para evitar emanación de Dióxido y minimizar el olor a cloro.

La proporción correcta de Ácido Cítrico es al 35%. Algunas personas son alérgicas al cítrico producido por síntesis química. Si es tu caso, utiliza zumo de limón en proporción 5:1 -5 gotas de jugo de limón por cada 1 gota de MMS-.

Tomar las gotas con el estómago vacío, 10 minutos antes de ingerir alimentos, o 3 horas después de ingerir alimentos. El estómago debe estar vacío, para que el agua con MMS pase rápidamente al intestino, donde será absorbido.

Enlaces de interés

Andreas Kalcker
Dioxilife
PATENTES
30 RAZONES
the World’s best Pathogen Destroyer
MADRID MARKET

2 comentarios sobre “MMS Dioxido de Cloro ClO2

  1. Rosario Contestar

    hola. lo estoy probando hace un par de dìas. sòlo que en vez de Acido Citricol lo hago con clorito de sodio màs Acido cloridrico….. Lo estoy haciendo para prevenir infecciones dado la situaciòn de este año con el Covid19… Espero nos ayude a todos y todas en el Mundo. Gracias por el importante ARticulo.Uruguay.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.